sábado, 9 de abril de 2011

TURISMO EN CAJAMARCA

Cajamarca

Cajamarca cuenta con sitios arqueológicos de épocas precolombinas e Inca, es el lugar donde Francisco Pizarro capturó a Atahualpa, el Inca reinante, quien luego fue ejecutado. Este suceso fue el preludio del declive del imperio de los Incas y marcó el comienzo del dominio español en el Perú
La región de Cajamarca ha estado habitada desde el siglo 400 a.C. (reino Cusimanco) y la cultura Cajamarca ha sido influenciada por varias otras, entre las que destacan las grandes culturas Chavín, Wari, Chimú e Inca. Tales influencias pueden observarse en sus sitios ceremoniales y funerarios, así como en otros monumentos arqueológicos

Ventanillas de Otuzco

A unos seis kilómetros de Cajamarca, cerca del pueblo de Otuzco, se encuentra la necrópolis precolombina de Otuzco. Cientos de nichos conocidos como ventanillas han sido cincelados en la roca volcánica de una colina. Se trata de tumbas de caciques. A unos catorce kilómetros del lugar se puede observar otro importante grupo de nichos. La influencia de la cultura Chavín puede admirarse a través de otros vestigios arqueológicos como Huaca Loma, Layson, Kuntur Huasi y Cumbemayo.


Canales de Cumbemayo

Ubicados aproximadamente a trece kilómetros de Cajamarca, las laderas del macizo Cumbe son una hermosa formación rocosa donde, a una altura de 3,475 msnm, se encuentra el megalítico canal de Cumbemayo, presumiblemente un centro ritual donde el agua era considerada sagrada y útil al mismo tiempo. El acueducto toma el agua de la vertiente del Atlántico y continúa hacia la vertiente del Pacífico a través de un complejo sistema de túneles y canales. Algunos de estos canales se encuentran actualmente en funcionamiento. Otros sitios como El Santuario (cámara funeraria) y La Cueva, con sus petroglifos de 2.000 años, hacen de Cumbemayo el lugar ideal para formarse una idea de los avanzados logros en el campo de la ingeniería en el antiguo Perú.

Cuarto del rescate

En este histórico lugar, el Inca Atahualpa fue mantenido prisionero por los españoles. Para salvar su vida, ofreció una habitación donde el oro llegara hasta la altura de su brazo alzado y el doble de esa cantidad en plata. Según los cronistas, los Incas cumplieron su parte del trato y Europa fue inundada de riquezas, ocasionando inflación y permitiendo a la corona española financiar otras expediciones militares. El cuarto del rescate se encuentra en el centro de la ciudad de Cajamarca y forma parte del complejo monumental que muestra la mejor arquitectura Inca. La mayoría de tours con programas a Cajamarca incluyen una visita a este simbólico lugar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada